Los medidores de presión son dispositivos que se encargan de hacer una lectura de presión contenida en un sistema, así como su situación física.

Tales dispositivos se usan tanto en la naturaleza, el ambiente, como en los sistemas industriales que lleven a cabo un proceso.

Los medidores de presión en el ambiente o la naturaleza permiten conocer la presión atmosférica, llamada también barométrica, que es la fuerza ejercida por los gases atmosféricos sobre la superficie del planeta.

El valor de esta presión es variable dependiendo de la altura a la que se encuentre el observador o el medidor. Es decir, si se encuentra a la altura del mar, la carga de gases que ejercen presión abarca desde el suelo hasta la atmósfera. Si está en la cima de una montaña, la carga de gases que ejercen presión abarca desde esa cima hasta el resto de la atmósfera.

Medidores de presión en los sistemas industriales

En los sistemas industriales tienen muchas utilidades, los medidores pueden ubicarse estratégicamente a lo largo de tuberías que conducen fluidos: gases y líquidos.

Los medidores de presión son esenciales en las tuberías que conducen gases, ya que estos abarcan todo el volumen que los contiene y por eso ejercen una presión uniforme y perfectamente medible.

Gracias a esta adecuada medición, el operador del proceso podrá regular y controlar de la mejor manera la presión del gas, ajustándolo a las necesidades de la planta. Para tener el control usará las válvulas, que son accesorios que permiten regular el paso del fluido a través de una tubería.